Regresar

¿Cómo ganar amigos e influir sobre las personas?

Abr 1, 2021 / Por: Colaboradores / Tendencias /

Como parte de las actividades de Smile Pill se creó un club de Lectura, en el que integrantes de las distintas áreas de la agencia se reúnen todos los viernes para compartir y comentar lo que leyeron. En esta ocasión queremos compartir algunos de los puntos que se nos parecieron de valor.

El libro en discusión es “Cómo ganar amigos e influir sobre las personas” de Dale Carnegie.

Cuando tratemos con la gente debemos recordar que no tratamos con criaturas lógicas. Tratamos con criaturas emotivas, criaturas erizadas de prejuicios e impulsadas por el orgullo y la vanidad.

Si algunas personas tienen tanta sed de importancia, que llegan a la demencia, imaginemos los milagros que podemos  lograr si damos al prójimo una honrada apreciación de su importancia.

Todo el mundo busca la felicidad, y hay un medio seguro para encontrarla. consiste en controlar nuestros pensamientos. La felicidad no depende de condiciones externas, depende de condiciones internas.

El odio nunca es vencido por el odio, sino por el amor.

Ximena Contreras Reyes

Ø La crítica es inútil, peligrosa porque pone a la otra persona a la defensiva y por lo común hace que trate de justificarse, daña el orgullo, hiere su sentido de importancia y despierta resentimiento. Se necesita carácter y dominio de sí mismo para ser compasivo y capaz de perdonar “Un gran hombre demuestra su grandeza por la forma en la que trata a los pequeños”

Ø En lugar de censurar a la gente tratemos de comprenderla. Tratemos de imaginarnos porque hacen lo que hacen. Eso es mucho más provechoso y más interesante que la crítica; y de ello surge la simpatía, la tolerancia y la bondad. “Saberlo todo es perdonarlo todo”.

Ø Demos pruebas de una apreciación honrada, sincera, de esas cualidades. Seamos “calurosos en la aprobación y generosos en el elogio” y la gente acogerá con cariño nuestras palabras y las atesorara y las repetirá toda la vida, años después de haberlas olvidado nosotros.

Ø “Si hay un secreto del éxito, reside en la capacidad para apreciar el punto de vista del prójimo y ver las cosas desde ese punto de vista así como el propio”.

Ø Sonría. Porque nadie necesita tanto una sonrisa como aquel a quien no le queda ninguna que dar.

Ø El individuo que no se interés por sus semejantes es quien tiene las mayores dificultades en la vida y causa las mayores heridas a los demás. De esos individuos surgen todos los fracasos humanos.

Ø Para toda persona su nombre es el sonido más dulce e importante de cualquier idioma.

Ø Hable siempre de lo que les interese a los demás recuerde que la persona con la que habla está cien veces más interesada en sí misma y en su necesidades y en sus problemas que en usted.Ø Haga que la otra persona se sienta importante.

Ø Haga que la otra persona se sienta importante.

Si quieres que la gente te eluda y te dé la espalda,  Aquí tienes la receta: Jamás escuches mientras te hablen los demás,  habla incesantemente de ti mismo, si se te ocurre una idea cuando tu interlocutor está hablando no lo dejes terminar, tu idea es mejor.

Ana María Ortiz

La persona que solo habla de sí, sólo piensa en si y la persona que solo piense en sí mismo Carece de toda educación.

  • 1. Para tener una comunicación hay que escuchar a nuestro interlocutor
  • 2. Siempre escucha toda la información antes de emitir tu opinión
  • 3. Cuando se aproxime alguien escucha sus necesidades eso o hará sentir mejor

Jose Manuel Baeza Nuñez

Llevo 30 años de trabajar en este negocio, me encanta mi trabajo: amo hacer estrategia, interactuar con  personas a todos los niveles, revisar reportes con clientes, hasta recibir retroalimentaciones no tan agradables me ha parecido siempre muy valioso y necesario.

En resumen el  99.9%,  de mi trabajo me genera mucha satisfacción personal y  me encanta; no lo cambiaría por nada, sin embargo hay un  .01% que en 30 años me ha generado invariablemente “dolor de panza” cada que lo tengo que hacer y esa tarea es:  dar de baja a cualquier persona. 

Con esta lectura entendí que la empatía con alguien que está perdiendo su trabajo es muy importante para ambas partes y que puede darse de manera menos “dolorosa”  si aplicamos 2 puntos muy sencillos: “Comience siempre diciéndole a la persona que va a despedir, todo lo que hizo bien”  y  “Permite en todo momento que pueda salvar su prestigio”. 

No es necesario llegar a aplicar una baja, con una armadura de insensibilidad  y en postura de guerra, al contrario si vamos a dar razones de trabajo incumplido hagámoslo con respeto y enfatizando a la persona.

Seguramente en una siguiente oportunidad lo hará mucho mejor, finalmente si  inicia la conversación con un  elogio sincero y sin necesidad de recibir nada a cambio, abrirá la oportunidad de que el empleado reciba la crítica racionalmente y no visceralmente.

Este libro es un gran manual para la interacción humana y el club de lectura nos dió la oportunidad de enfocar este aprendizaje en nuestro trabajo diario, entender que nos falta para que los resultados a los que queremos llegar sucedan de forma más rápida, sencilla  y sostenible, porque cambian la forma de vivir y trabajar y generan un ambiente de satisfacción general.

Tere Bravo

Durante años he tenido la oportunidad de trabajar para esta increíble empresa, años que me han dado infinidad de experiencias pero sobre todo enseñanzas que no solo van al ámbito profesional sino personal.

Este libro ha alimentado aún más la forma de interactuar con la gente que convivimos todos los días, desde clientes, colaboradores o compañeros de trabajo, nos ayuda a ponernos en los zapatos de los demás, ser mucho más empáticos y sensibles ante las situaciones que puedan estar mermando las actividades y resultados.

“Más allá de censurar a la gente, tratemos de comprenderla y de imaginarnos porque hacen lo que hacen”,“Pensemos en las buenas cualidades de la otra persona”, “interesarnos en ellos, en lo que quieren y transmitirles que son importantes”, considero que siguiendo estas pequeñas prácticas podemos lograr cambios inimaginables en las personas.

Karen Ducoing

         

Dínos que te pareció

Regresar